La inteligencia animal.


Todos alguna vez en la vida nos hemos planteado hasta dónde alcanza la inteligencia animal, porque sí, los animales son inteligentes, y quien diga lo contrario es que no ha convivido con ellos


Y para muestra un botón...

Como cada mañana estaba en el baño preparándome para ir a trabajar y, como siempre, estaba Kinder dando por saco mordiendo los pies para que le hiciera caso.. 

Entonces en un intento desesperado por que parase le he dicho:
 "Kinder hija, deja de morderme, tienes la puerta abierta, así que si te aburres ¡vete!" 

A lo que ella ha respondido dándose la vuelta y marchándose del baño.