Camita con caja de fruta

De todas las cajas de fruta que rescaté de la basura, tenía claro que una iba  a ir destinada a mi pequeña kinder.

El procedimiento muy sencillo, y mas usando pintura a la tiza, que no hay que lijar ni nada.


En mi caso quería darle un toque vintage, por lo que pinte todo de verde azulado y cuando se secó le di una capa de blanco. 



Un una vez seco, lo lijé un poco para que tuviera ese aspecto envejecido.





Y por último con ayuda de una plantilla he puesto las letras.



Con ayuda de una grapadora y cinta de doble cara he puesto unas ruedas.



Despues con unos retales que tenia en casa he hecho una manta reversible de pelo por un lado y estrellas por el otro, y un cojín con borlas.




Espero que os guste!